El Camino Francés a caballo

El Camino Francés a caballo – Introducción Histórica

El Camino Francés es el itinerario jacobeo con mayor tradición histórica y el más reconocido internacionalmente. Su trazado a través el norte de la Península Ibérica quedó fijado con precisión hacia 1.135 en el Codex Calixtinus, libro fundamental del acervo jacobeo.

Esta guía, atribuida al clérigo francés Aymeric Picaud, evidencia el deseo político­religioso por promocionar el santuario compostelano y facilitar el acceso hasta él, pero también demuestra la existencia de una demanda de este tipo de información. Cuando se confecciona este libro las peregrinaciones alcanzan su máximo apogeo y el Camino Francés la mayor afluencia -si excluimos el momento actual-, Santiago se convierte en meta de peregrinos procedentes de todo el orbe cristiano.

Itinerario

El Camino Francés es el itinerario jacobeo con mayor tradición histórica y el más reconocido internacionalmente. Su trazado a través el norte de la Península Ibérica quedó fijado con precisión hacia 1.135 en el Codex Calixtinus, libro fundamental del acervo jacobeo.

Esta guía, atribuida al clérigo francés Aymeric Picaud, evidencia el deseo político­religioso por promocionar el santuario compostelano y facilitar el acceso hasta él, pero también demuestra la existencia de una demanda de este tipo de información. Cuando se confecciona este libro las peregrinaciones alcanzan su máximo apogeo y el Camino Francés la mayor afluencia -si excluimos el momento actual-, Santiago se convierte en meta de peregrinos procedentes de todo el orbe cristiano.

1

El Camino Francés entra en Galicia desde El Bierzo ascendiendo hasta el puerto de montaña de O Cebreiro (1.300 m), en la provincia de Lugo. Restan 152 kilómetros de Camino para llegar a Santiago de Compostela.

En el alto de O Cebreiro se encuentra la aldea de tradición protohistórica, adaptada a las duras condiciones climáticas de la alta montaña. Este pueblo conforma, además, un relevante espacio etnográfico que tiene su más visible referencia en su conjunto de pallozas muy características del noroeste de la Península Ibérica.

10

Desde O Cebreiro, continuando por la zona de montaña y por un itinerario abierto a las inmediatas sierras de Os Ancares y O Courel, se llega hasta Hospital da Condesa y próximamente a la aldea de Padornelo.

Después de alcanzar el puerto de O Poio (1.337 m, altura máxima del Camino Francés en Galicia), comienza el suave descenso hacia Fonfría, y desde aquí, entre hermosas y verdes panorámicas, se llega a la localidad de Triacastela.

15

A la salida de Triacastela el Camino se bifurca. Se puede continuar directamente a Sarria a través de una cadena de viejas aldeas de gran tradición jacobea: A Balsa, San XiI, Montán, Pintín, Calvor y San Mamede do Camiño; o bien, por el tramo hacia la localidad de Samos, que ofrece no sólo bellos paisajes que atraviesa el río Sarria y el de aldeas como San Cristovo o San Martiño, sino que también posee un monasterio que está considerado como uno de los más antiguos de Occidente.

Tanto que sigamos el itinerario de Samos como el de San Xil, el lugar de encuentro será Sarria, la localidad más poblada del Camino Francés en Galicia, con más de siete mil habitantes. De aquí el peregrino sales a través del viejo puente de A Áspera, camino de Barbadelo, al que se llega pronto tras cruzar una de las más hermosas “carballeiras” ­-robledal- de la ruta. Cruzando entre continuas masas arbóreas, prados y tierras de labranza, a través de tramos que anuncian vestigios de antiguas calzadas, el Camino entra en el municipio de Paradela.

17

En medio de un paisaje abierto y agradable la ruta desciende ya hasta las riberas del río Miño, en la que se asoman por primera y única vez en el Camino Francés en Galicia las tierras de cultivo de la vid. Para entrar en la localidad de Portomarín es necesario cruzar el puente construido a principios de la década de 1960 para superar el embalse de Belesar, en el Miño. También pueden ser visibles las ruinas del viejo Portomarín, arrasado por las aguas, debido a la construcción del embalse, pese a ser una de las localidades más hermosas y ricas en patrimonio de Galicia. A través de la aldea de Gonzar, el Camino continúa hacia Castromaior, Ventas de Narón y Lameiros, lugar ya del municipio de Monterroso. Algo más adelante, en la localidad de Ligonde perviven relevantes ejemplos de tipologías arquitectónicas tradicionales.

100

Inmediatamente después, la ruta se interna en tierras de Palas de Rei, municipio que debe su nombre a un supuesto palacio real construido remotamente en sus inmediaciones. El Camino abandona Palas por A Ulloa, tierra de producción láctea y sabrosos quesos, entre otros productos tradicionales. En las proximidades de este tramo, tomando un pequeño desvío, se llega al castillo de Pambre, uno de los pocos castillos feudales gallegos que se salvó de la furia provocada por las luchas de los “Irmandiños”. De regreso al Camino, éste inicia ya su recorrido por la provincia de A Coruña, camino de la aldea de Leboeiro y de Furelos, que se cruza por un grandioso puente medieval.

En Melide, localidad considerada el centro geográfico de Galicia, donde podremos tomar el mejor pulpo a la gallega, el Camino Francés se hace urbano y recibe a los peregrinos del Camino Primitivo. La ruta se integra en una población con una intensa identidad histórica jacobea. A continuación de Melide está Boente, Castañeda y próximamente a Arzúa se encuentra Ribadiso.

25

En la villa de Arzúa, famosa por la gran riqueza quesera de la comarca, el Camino Francés recibe a los peregrinos procedentes del Camino del Norte. A partir de Arzúa el Camino se interna de nuevo entre prados, robles y eucaliptos que rodean pequeñas aldeas como: Calzada, Salceda, Brea … y Rúa, esta ya a las puertas del municipio de O Pino, el último antes de Santiago.

Ya en el municipio de Santiago, y después de pasar por las inmediaciones del aeropuerto de la ciudad, el peregrino llega a A Lavacolla, muy próximo al Monte do Gozo, una pequeña elevación desde la cual los peregrinos tienen, por vez primera, la lejana visión de las torres de la catedral de Santiago.

 

Visitaremos la ciudad de Santiago y la Catedral, por supuesto. Por último les trasladaremos al aeropuerto o estación correspondiente, donde acabaran nuestros servicios.

 

Una opción original para hacer el Camino Francés: Coche de caballos.

En Caminos Galicia también les ofrecemos la alternativa de hacer el Camino Francés desde Portomarín en tres etapas de un día cada una. En este caso podemos escoger hacer el camino de dos formas: a caballo o en coche de caballos.